En esta guia podras aclarar dudas y obtener información relevante sobre como importar desde China. Si ves la importacion como una herramienta que te permitirá alcanzar el éxito en sus negocios esta guia te será de gran ayuda. Aquí podrás entender como importar mercancías desde China, paso a paso y así comenzar un nuevo negocio o bien darle nuevos aires a un negocio que ya está en marcha.

1. Definir producto ¿Qué voy comprar en China?

Todo negocio nace como una idea. Una idea sobre como satisfacer una necesidad. Es aquí el momento en que hemos encontrado una oportunidad para llevar a cabo un negocio, donde visualizamos ese producto con el que llegaremos a satisfacer las necesidades de nuestro mercado objetivo.

Ya sea en un naciente emprendimiento o una empresa establecida con largo recorrido, siempre debemos tener muy claro cuál es nuestro producto, sus atributos, características y especificaciones. Siempre con mucha atención a los detalles, a esos que hacen a nuestro producto especial y superior al de la competencia, solo así lograremos encontrar el producto exacto que nos permitirá la diferenciación del resto.

Por eso el primer paso para planificar una importación es definir de manera clara en que consiste el producto que queremos, que buscamos. Si no se define claramente estos aspectos, será imposible la diferenciación. Para definir claramente nuestro producto es necesario atender, entre otras, las siguientes especificaciones generales:

  • Diseño. (Tener un boceto del producto).
  • Colores.
  • Dimensiones.
  • Peso.
  • Especificaciones de material.
  • Componentes
  • Requisitos de certificación.
  • Requisitos de funcionalidad.
  • Normas de calidad a cumplir (Ej. IP65)
  • Logo.

Es muy importante tener claridad sobre las características y atributos de nuestro producto, considerando que este producto es la base para desarrollar esa idea y transformarla en un negocio.

2. Búsqueda del producto, negociación y elección del proveedor.

Una vez definido nuestro producto nos enfocaremos en buscar un fabricante en China que tenga la capacidad de producirlo bajo nuestras especificaciones. Este es un  punto crítico a la hora de importar ya que en gran medida el éxito del negocio depende de cuan bueno sea nuestro proveedor y de las condiciones comerciales que obtengamos. A la hora de comenzar a importar la fiabilidad del proveedor se vuelve fundamental. Por eso la elección de este es crucial. En mi experiencia, a la hora de escoger un proveedor, hay que tener bastante sentido común, ser muy analítico y asumir alguna cuota de riesgo.

Para la búsqueda de proveedores en China. Los 4 métodos más utilizados son:

  • Plataformas B2B: Las plataformas B2B o Business to Business, durante estos días, son el método más popular para buscar proveedores en China, esto debido a la flexibilidad y rapidez con la cual se obtiene resultados. Estas plataformas básicamente son sitios web que cuentan con listados de proveedores por categorías de productos y permite contactarlos rápidamente agilizando así todo el proceso. Algunos de los sitios más populares son Alibaba.com y Made-In-China.com Sin embargo, utilizar este método no siempre nos asegura encontrar el mejor proveedor, ya que en muchos casos quienes ofrecen productos a través de estos sitios son intermediarios y no fabricantes, lo ideal es siempre eliminar los intermediarios para negociar directamente con la fuente, el fabricante. Además, la oferta se limita a quienes utilizan el servicios de estas páginas, quedando fuera del alcance muchos otros oferentes. Cabe señalar que hay muchos casos de personas que han sido estafadas por proveedores que encontraron en estas plataformas, por lo cual siempre recomiendo ser muy cautelosos a la hora de cerrar un negocio con un proveedor proveniente de estos sitios web.
  • Directorio de proveedores: Estos listados de proveedores se pueden solicitar directamente en la embajada China, el Ministerio de Comercio de la RPC (a través de su sitio web el cual tiene una versión en español) La Cámara de Comercio de nuestra ciudad y organismos Chinos que se dediquen a la promoción del comercio. Estas fuentes son muy confiables, pero a la vez bastante limitadas ya que abarcan solo una pequeña cantidad de la oferta en China, además no se actualizan frecuentemente.
  • Ferias y Exposiciones en China: Este es un excelente método para buscar proveedores en China, uno de los más confiables y a través del cual se obtienen los mejores resultados, sin embargo es necesario gastar grandes sumas de dinero para ponerlo en práctica. Para desplazarse hasta China no solo es necesario invertir una importante suma de dinero si no también mucho tiempo. Considerar que un vuelo en clase económica desde Santiago de Chile hasta  Hong Kong puede tardar hasta 35 horas, dependiendo del número de escalas y la compañía aérea con la que volemos. Sumado al tiempo que debemos permanecer en China, fácilmente hablamos de 2 semanas de tiempo a invertir. Existe una gran oferta de ferias segregadas por sectores productivos lo que hace más fácil definir a cuales feria nos interesa ir. La mayor de todas es la Feria de Cantón. Se realiza dos veces al año, en primavera y otoño; y tiene una duración de 3 semanas. La componen cientos de las mejores corporaciones y empresas comerciales de China.
  • Asesoría profesional: Otro método es contratar los servicios de una agencia especializada en búsqueda proveedores en China. Estas agencias cuentan con oficinas en China, poseen un conocimiento acabado del mercado y su oferta; manejan amplias bases de datos de fabricantes y proveedores o pueden salir a buscar especificamente los productos que les pidamos. Hoy en día, en mi opinión, esta es la mejor opción para encontrar un proveedor confiable y calificado. Entrega información oportuna y precisa. De manera rápida lo que permite ahorrar mucho tiempo. Si bien hay que incurrir en costos adicionales asociados a la asesoría profesional, estos son bastante inferiores a los costos de visitar directamente China, además la calidad y confiabilidad de la información que entregan valen la inversión. Siempre es mejor asesorarse con profesionales experimentados.

Negociación de condiciones comerciales. Una vez que tenemos identificados nuestros potenciales proveedores en China, viene a la negociación. Debemos Informar nuestros requerimientos al proveedor. Definir expresamente las características de nuestro producto, tal como lo definimos en el punto 1 de esta guía. Solicitar una cotización de productos conforme al volumen que planeamos comprar y a las condiciones de compra que nos acomodan (definir el Incoterm de la operación). Esta cotización se conoce en el ámbito del comercio internacional con el nombre Pro-Forma. Aquí es el punto del tira y afloja con el proveedor. Solicitaremos a los proveedores muestras de sus productos para poder analizarlos físicamente y compararlos entre sí. Una vez que contemos con las muestras compararemos. Esto nos ayudara en la decisión final sobre que proveedor elegir.

Elección del proveedor. Ahora debemos elegir con cual quedarnos, con cual vamos a llevar a delante nuestro negocio. Puestos sobre la balanza todos los antecedentes con los que contamos; y atendiendo a las características específicas de nuestro negocio y del producto que buscamos; y considerando las muestras que hemos recibido, haremos una decisión sobre que proveedor escoger.

Recuerda que existen muchas variables que debes analizar antes de elegir un proveedor en China, y que no debes pasar por alto para que puedas realizar una buena elección, toma tu tiempo para analizar a cada uno de ellos. Entra en contacto, conversa, intercambia email y realiza todas las preguntas que estimes necesarias. La idea es comenzar a cimentar una buena relación comercial con tu proveedor.

3. Orden de Compra (OC), Proceso Productivo y Pago al Proveedor

Una vez que ya definiste claramente tu producto y encontraste el proveedor adecuado para que lo produzca, es hora de poner una Orden de Compra (OC), aquí es donde se detallan todas las condiciones comerciales a cumplir. Precio unitario, volumen del pedido, plazos de entrega, condiciones y formas de pago, etc. Habitualmente los fabricantes en China exigen el pago previo del 30% del valor de La OC para comenzar con la producción y el 70% restante del pago una vez que termina y la mercancía esta lista para ser despachada.  Aquí se genera un punto crítico en el proceso ya que es el momento que debemos desembolsar dinero. Es difícil confiar en un nuevo proveedor, llegar y enviar una importante suma de dinero a quien no conocemos y no tenemos ninguna relación. Básicamente tenemos, en términos generales, dos formas de pago, no son las únicas, pero son las más comúnmente utilizadas en las operaciones de compraventa internacional:

  • Realizar pago directamente al proveedor, ya sea mediante transferencia bancaria a su cuenta o bien usando servicios de giro internacional como Western Union. Este es el método más riesgoso, pero menos costoso. Generalmente se usa cuando tenemos cierto nivel de confianza con el proveedor o bien cuando estamos dispuestos a asumir el riesgo que involucra este método.
  • Solicitar a nuestro banco comercial que actúe como intermediario de la operación, este es el método más seguro, pero de costos más elevados. Para ello se utiliza un instrumento llamado Carta de Crédito (L/C por su sigla en inglés Letter of Credit) aquí nuestro banco identifica todas las condiciones comerciales de la operación: precio de venta, cantidad de la orden, cláusulas de compra, plazos de entrega, plazos de pago, entre otras y vela por su cumplimiento, básicamente lo que el banco hace es efectuar el pago al fabricante una vez se asegura que este ha embarcado el contendor con las mercancías. Literalmente es pasando y pasando, una vez el proveedor entrega las mercancías el banco efectúa el pago. En este caso tendremos que pagar al banco comisiones fijas y variables (sobre el valor de las mercancías) por lo cual no es nada barato.

La carta de crédito habitualmente se utiliza cuando el monto de la operación es elevado (varios cientos de miles de dólares). Cuando la operación es de menor cuantía, se tiende a utilizar el pago directo. Es importante analizar detenidamente esta situación para hacer la mejor elección.

¿Difícil decisión, verdad? Para despejar esta incertidumbre que tenemos respecto del proveedor podemos contratar servicios de Verificación de Proveedor y/o de Auditoria de Fábrica.  Estos servicios debemos solicitarlos a una agencia especializada (mismo tipo de agencia que mencioné en el punto 2b de esta guía) Ellos realizan una investigación completa del proveedor, verifican que este cuente con las respectivas licencias que le permiten exportar, hacen una verificación de sus estados financieros, efectúan una visita a sus instalaciones y documentan todo a través fotografías; se reúnen con los representantes de ventas, etc. Con esta información ellos emiten un informe sobre la confiabilidad y veracidad del proveedor ayudándonos a despejar muchas dudas y generándonos una sensación de certidumbre al respecto.

Una vez que el proveedor recibe el pago del 30% de anticipo, pone nuestra OC en línea de producción, se abastece de los insumos necesarios y comienza a producir. Es importante ir monitoreando el avance del proveedor constantemente y en muchos casos es bueno auditar el avance directamente en la fábrica, generalmente se hace cuando el proveedor ya ha fabricado el 10% de las mercancías, se envía un fiscalizador que revisa que el producto que está saliendo de línea de producción cumpla con las especificaciones.

4. Planificación. Logística y Transporte internacional.

La logística se puede definir como la coordinación  y  el  control  del  flujo  de  bienes  y servicios  de  manera  eficiente y eficaz a través de la cadena de abastecimiento, desde el punto de origen hasta el punto  de  consumo. Reúne todas aquellas actividades que tienen un impacto en ese proceso, con el fin de llegar al consumidor en el lugar y momento indicado. La logística se ha consolidado como un elemento clave que ayuda a lograr tiempos  cortos de entrega y ofrecer precios competitivos

Lo primero que debemos hacer es identificar la logística asociada a nuestra cadena de suministro. Para ellos debemos tener claro bajo que clausula se realizó la compra de nuestro producto en China, tal como ya lo mencione en el punto 2 de esta guía. Esto nos indicará el punto en el cual nos haremos cargo del producto, mejor dicho es el punto dentro de la cadena logística en cual nuestro proveedor pone el producto a nuestra disposición, desde ese punto nosotros debemos asumir la responsabilidad del producto, riesgo y costos asociados a su transporte. Esto cubre desde las bodegas del fabricante hasta la bodega en nuestro país donde almacenaremos nuestro producto.

Antes que el proveedor finalice la producción de nuestra orden de compra, ya debemos tener claro nuestro plan de logística y transporte internacional. Así, cuando termine la producción y las mercancías se encuentren disponibles, se procederá rápidamente para embarcar la carga a su destino final, de manera oportuna, para evitar retrasos y pérdidas de tiempo en la cadena de suministro.

Aquí tenemos otro punto crítico en la cadena, ya que debemos hacer calzar los tiempos de manera precisa para evitar costos adicionales y pérdidas de tiempo que finalmente repercuten en la disponibilidad que tendremos de nuestro producto para hacer las entregas a nuestros clientes. Este método es conocido como Justo a Tiempo o Just In Time, “producir los elementos que se necesitan, en las cantidades que se necesitan, en el momento en que se necesitan. No antes ni después, si no en el momento preciso, justo a tiempo”. Por eso llegar con las mercancías a nuestro país en el momento justo se vuelve fundamental. Supongamos que vamos a traer mercancías para vender en Navidad, si las traemos antes de tiempo tendremos que incurrir en costos asociados a almacenaje y si las traemos tarde corremos el riesgo de perder la temporada navideña y no vender el stock, por eso es fundamental esta siempre Justo a Tiempo.

Incoterns

Aquí un breve resumen sobre las cláusulas de compraventa internacional, los Incoterms, que nos serán de gran ayuda al momento de negociar el precio de nuestro producto y también a la hora de armar nuestro plan de logística y transporte internacional:

Incoterms, (acrónimo de las palabras en inglés International Commercial Terms). Son siglas de tres letras cada una, que reflejan las normas de aceptación por las dos partes (comprador y vendedor) acerca de las condiciones de entrega de las mercancías. Se usan para aclarar los costes de las transacciones comerciales internacionales, delimitando las responsabilidades entre el comprador y el vendedor, y reflejan la práctica habitual en el transporte internacional de mercancías.

La Cámara de Comercio Internacional se encarga de su elaboración y actualización, de acuerdo con los cambios que va experimentando el comercio internacional. Son once términos que cubren toda la cadena de suministro, desde la bodega del productor a la bodega del comprador. Los 4 incoterms más utilizados en la compra de mercancías en China son:

  • EXW – Ex Works (lugar convenido): En español Ex Fábrica. El término EXW va seguido obligatoriamente del nombre del punto de entrega. El vendedor nos entrega la mercancía directamente en sus propias instalaciones. Desde este punto debemos recoger la carga hasta traerla a nuestro país, incluso los trámites aduaneros en China son por nuestra cuenta. El vendedor debe disponer de la mercancía apropiadamente embalada y etiquetada, lista para su retiro. Nos debemos hacer cargo de todos los gastos desde el momento en que retiremos la carga. Significa que el vendedor cumple su obligación de entrega cuando pone la mercancía, en su propio establecimiento (fábrica, almacén, etc.), a nuestra disposición. Tendremos que asumir los costos de enviar un camión para retirar las mercancías, habitualmente se envía el camión cargado con el contenedor vacío listo para ser llenado con las mercancías en las instalaciones del proveedor.  Todos los costos de cargar el contenedor, si es necesario una cuadrilla de personal de carga o la utilización de alguna grúa para subir pallets al contenedor, el costo será cubierto por nosotros. Todos los costos de tramitación de aduana en China también serán cubiertos por nosotros. El transporte internacional marítimo o aéreo igualmente será cubierto por nosotros y así también todos los costos involucrados para mover las mercancías hasta nuestra bodega.
  • FOB – Free On Board (puerto de carga convenido): En español Libre a Bordo. Siempre debe utilizarse seguido del nombre de un puerto de carga. FOB es uno de los incoterm más utilizado. Es para uso en el trasporte de carga marítima, sin embargo se acepta también para uso de carga aérea siempre que señale el aeropuerto de carga convenido. El vendedor nos entrega las mercancías a “bordo del buque” designado por nosotros, en el puerto de embarque designado, una vez el contenedor es estibado, en ese momento se traspasan los riesgos de pérdida o daño de la mercancía del vendedor al comprador. El vendedor contrata el transporte del contenedor de su bodega al puerto y también realiza los trámites aduaneros necesarios para la exportación. Nosotros pagaremos todos los costes posteriores a la entrega de la mercancía a bordo del buque: el flete marítimo, la descarga en el puerto de destino, los trámites de la aduana de importación, se recomienda contratar un seguro que cubra el riesgo durante el transporte en barco.
  • CFR – Cost and Freight (puerto de destino convenido): En español Costo y Flete. Se debe utilizar siempre seguido de un puerto de destino. El vendedor se hace cargo de los costes para mover la carga desde su bodega al puerto, los tramites de aduana en originen, incluido el transporte marítimo hasta que la mercancía llegue al puerto de destino. Los riesgos de pérdida o daño de la mercancía los asume el comprador en el país de origen cuando la mercancía ha sido cargada en el barco. Por eso, es recomendable que contrate un seguro durante el transporte principal.
  • CIF – Cost, Insurance and Freight (puerto de destino convenido): En español Costo Seguro y Flete. Se debe utilizar siempre seguido de un puerto de destino. Los riesgos de la mercancía los asume el comprador en el país del mismo, cuando la mercancía ha llegado al puerto. Cuando un artículo se tasa CIF significa que el precio de venta incluye: el coste de la mercancía, el del transporte marítimo, así como el seguro; coincide con el valor en la aduana de importación de la mercancía.

Una vez que tenemos clara la película sobre bajo que clausula efectuamos la compra, sabremos qué pasos debemos seguir para mover nuestro producto desde China a nuestro país.

Básicamente tenemos dos opciones de medios de transporte para desplazar las mercancías desde China a Chile. Vía marítima y aérea:

Trasporte marítimo de carga.

Este es el medio de transporte más utilizado y el que mueve los mayores volúmenes de carga. Su precio es bastante accesible existiendo bastante oferta en el mercado por lo que no será difícil conseguir un buen servicio a precios razonables.

Atendiendo al volumen de carga existen 2 formatos:

FCL –  Full Container Load. Se utiliza para denominar un contenedor cargado completo, es cuando tenemos suficiente carga para traer, el contenedor es cargado únicamente con nuestra carga, es sellado en la bodega del vendedor y abierto en nuestras bodegas. Pueden ser contenedores de 20 pies que son los pequeños o de 40 pies que son los grandes. En promedio un contenedor totalmente cargado pesa al rededor de 25 toneladas.

LCL –  Less Container Load. Se utiliza para denominar una carga que no alcanza a llenar un contenedor, cuando la compra es pequeña y el costo de pagar por un contenedor solo para nosotros se vuelve elevado. LCL es un contenedor compartido, donde vienen cargas de otros importadores junto a la nuestra. Este contenedor es sellado en algún recinto extra portuario en China, donde se realiza la consolidación de las diferentes cargas dentro del contenedor, entre ellas la nuestra; y este es abierto en algún recinto portuario o extra portuario en el puerto de destino, donde nos hacen entrega de nuestra carga.

El medio marítimo de transporte es el que más tiempo toma en promedio treinta días desde puerto de Guangzhou, Shenzhen u Hong Kong hasta Valparaíso o San Antonio.

Dada la gran oferta de compañías navieras existente y la alta competencia que hay, es posible encontrar tarifas bastante atractivas, alrededor de los USD 1500,00 para un contenedor de 40 pies para las rutas arriba mencionadas. (valor referencial)

Transporte aéreo de carga.

Este medio de transporte es el más rápido, pero a la vez el de costo más elevado. Desde Shenzhen a Santiago de Chile toma alrededor de 5 días contratando un servicio prioritario que tiene una tarifas mas elevada aun, un servicio standar toma entren 7 y 10 dias.

La carga se debe retirar en camión desde las bodegas de nuestro proveedor para ser trasladadas al aeropuerto de origen y ser entregada a la aerolínea que transportara nuestra carga.

Este medio de transporte generalmente es utilizado cuando el valor de la carga es elevado, como artículos tecnológicos de primera línea, o bien es utilizado cuando se requiere el producto con suma urgencia ya sea para cumplir con plazos de lanzamiento de alguna campaña de marketing o bien cuando importamos un repuesto para una maquinaria que se encuentra detenida retrasando en proceso productivo; o bien cuando, atendiendo a la naturaleza de nuestro producto y/o negocio, estamos dispuestos a asumir el elevado costo del transporte aéreo internacional.

En mercados muy competitivos los plazos de entrega suelen ser muy estrictos. Entregar tarde o de forma defectuosa una mercancía puede significar perder a un  cliente,  por  lo  que  la  correcta  coordinación  de  todas  las  actividades,  desde  que  se  inicia  una  operación  hasta  que  se  termina,  constituye  una  labor  fundamental.  Esta  labor  de  coordinación  de  todas  las  fases  necesarias  para  que el cliente reciba en tiempo y forma su mercancía es lo que se conoce como logística,  y  dentro  de  esta  actividad  logística  el  transporte  juega  un  papel  fundamental.

La logística aborda el flujo de los materiales, los productos terminados y la  información  asociada  con  los  mismos,  desde  el  proveedor  hasta  el  cliente,  con  la  calidad  requerida,  en  el  lugar  y  momentos  precisos,  y  con  los  mínimos  costes. Esta actividad comprende el estudio integrado de funciones básicas de la   organización,   como   la   gestión   de   abastecimiento,   la   gestión   de   producción y la gestión de distribución.  El  transporte  juega  un  papel  importante  dentro  de  la  cadena  logística,  básicamente en los procesos de abastecimiento y distribución; sin embargo, éstos  a  la  vez  guardan  estrecha  relación  con  los  procesos  productivos  y,  por  esa razón, no puede aislarse el transporte de la cadena logística.

Una   adecuada   gestión   logística   no   sólo   economiza   los   costes señalados, sino que también reduce o elimina los denominados costes ocultos, más difíciles de valorar pero no por ello menos importantes. Estos costes, que se  pueden  evitar,  incluyen  los  asociados  a  la  pérdida  de  ventas  por  falta  de  satisfacción de clientes y distribuidores, el coste por demora, los intereses del capital  invertido  en  la  mercancía,  directamente  relacionados  con  la  duración  del envío, y las pérdidas por falta de un seguro que cubra los riesgos como también todos los costes extras en almacenajes.

5. Despacho aduanero, pago de gravámenes y entrega a bodega.

Ya hemos realizado la compra en China y embarcado nuestra carga, por vía marítima o aérea, dependiendo de nuestras necesidades y tiempos. Ahora solo nos queda esperar la llegada de nuestra carga para proceder con la internación de las mercancías extranjeras a nuestro país.

Se entiende por despacho aduanero el conjunto de controles y formalidades aduaneras que deben cumplir las mercancías que pasan la frontera de un país. Por muy simple que suene es un paso muy importante, ya que es la última frontera en sortear antes de contar el producto en nuestras manos.

Para llevar adelante este proceso es muy importante contar con todos los documentos asociados a esta operación de compra internacional. Estos documentos se deben presentar dentro de un plazo establecido por la aduana, que puede ser antes de la llegada de la carga, lo que se conoce como despacho anticipado; o bien pueden ser presentados una vez la carga ya se encuentra en nuestro país,  lo que se conoce como despacho normal.

Para realizar este proceso tendremos que contratar los servicios de un agente de aduana, que es un intermediario que actúa entre el importador y la aduana. Ellos son quienes realizan el pedimento o pedido arancelario, lo que es la presentación de todos los documentos necesarios para determinar el valor de la mercancía y así calcular los impuestos y gravámenes que tendremos que pagar para nacionalizar dicha mercancía extranjera. Es mandatorio utilizar los servicios de un agente de aduana, salvo en determinados casos cuando el valor de las mercancías es bajo, inferior a mil dólares. En estos casos el importador puede realizar una tramitación simplificada de manera personal directamente en las oficinas de autoridad aduanera local.

El agente de aduanas es el encardo de efectuar la clasificación de las mercancías. Para esto se utiliza el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías llamado también Sistema Armonizado o SA, es una nomenclatura internacional de mercancías creada por la Organización Mundial de Aduanas (OMA). Más de 200 países utilizan el sistema, con el que se busca una clasificación uniforme. La OMA se encarga, a través del Comité del Sistema Armonizado, de su mantenimiento y actualización mediante enmiendas y transposiciones, de modo que refleje los desarrollos tecnológicos y cambios en el comercio.

Se trata de un instrumento indispensable para el comercio que utilizan entidades gubernamentales, organismos internacionales y empresas privadas. Su uso es fundamental para las negociaciones comerciales, la suscripción de acuerdos de comercio entre países y bloques comerciales, las políticas de comercio, los procedimientos aduaneros y la investigación económica.

Utilizando este sistema podremos clasificar nuestras mercancías y así determinar cuáles serán los gravámenes que nos corresponde cancelar para internar una mercancía.

La documentación básica para la presentación del despacho aduanero es:

  • Factura comercial (comercial invoice): Es la factura de compra de nuestra mercancía, emitida por nuestro proveedor. Debe indicar claramente la cantidad, el precio unitario que generalmente viene en dólares americanos y la cláusula de compra incoterms. También debe identificar al vendedor y comprador; e indicar las condiciones de pago.
  • Lista de empaque (packing list): Este es documento complementario a la factura comercial y en él se detallan las características físicas de las mercancías: peso, volumen, cantidad, tipo de embalaje, dimensiones de los embalajes, etc.
  • Conocimiento de embarque (bill of lading or airway bill): Este documento es emitido por el transportista de las mercancías, quien efectúa el traslado de un país a otros, puede ser una compañía naviera o bien una aerolínea dependiendo del medio por el cual movilizamos las mercancías. En él se consigna el dueño de las mercancías y el valor del flete internacional.
  • Certificado de póliza de seguro: En el caso de haber contratado una póliza de seguro para cubrir los riesgos del transporte de nuestras mercancías entre la bodega del proveedor y nuestras bodegas, se deberá incluir este certificado en la declaración. En él se detalla el valor de la póliza de seguro que hemos desembolsado.

Adicional a esta documentación básica también serán necesarios uno o más de los siguientes documentos, dependiendo de la naturaleza de las mercancías.

  • Certificado de origen: se utiliza para certificar el origen de una carga, ya que dependiendo de esto podremos acogernos a rebajas arancelarias, como ejemplo en Chile el 98% de las mercancías originarias de China cuenta con preferencia arancelaria, ya sea la disminución parcial o total de estos gravámenes aduaneros. No solo basta que la carga se haya embarcado en China para poder declararla como originaria de China, para ello se debe emitir este certificado por parte de una autoridad china competente en la materia y sin la presentación de este documento original difícilmente la aduana nos efectuara la rebaja en el pago de los derechos, que en chile son del 6% del valor de la carga.
  • Certificados fitosanitarios: los productos de origen vegetal o animal que son destinados para consumo humano deben certificar su calidad con este documento. Básicamente certifica que los productos importados cumplen con los requisitos fitosanitarios de nuestro país. Este certificado es emitido por una autoridad competente en el país de origen.
  • Certificado de análisis: El Certificado de Análisis se utiliza para verificar que las mercancía se ajustan a unos parámetros, principalmente de carácter físico-químico, tales como composición, humedad, acidez y otros; que se corresponden con lo pactado en las condiciones de venta del producto.

Puede ser emitido por una entidad de certificación (nombrada por el exportador o el importador) o por los propios laboratorios del exportador, cuando ya se ha establecido una relación de confianza entre las partes.

Los Certificados de Análisis se utilizan sobre todo para productos de alimentación, vinos y alcoholes, productos químicos y farmacéuticos.

El despacho aduanero se iniciará y formalizará mediante la presentación de una Declaración de Mercancías ante la Aduana, acompañando la documentación indispensable.

La Declaración De Mercancías es la explicación realizada por prescrito ante la Aduana, mediante la cual las personas interesadas indican el régimen aduanero que deberá aplicarse a las mercancías, proporcionando la información necesaria que la Aduana requiere para la aplicación del régimen aduanero correspondiente.

Esta declaración contendrá al menos:

  • Identificación de las mercancías y su origen;
  • Valor aduanero de las mismas y su posición arancelaria;
  • Individualización del consignarte y consignatario;
  • Régimen Aduanero al que se someten las mercancías;
  • Liquidación de los tributos aduaneros, cuando corresponda;
  • La firma bajo juramento, de la persona que actúa realizando el despacho confirmando que los datos consignados en la Declaración de las Mercancías son fieles a la operación aduanera.

Una vez presentada la declaración de mercancías, se espera que la aduana apruebe dicha declaración permitiendo el ingreso de éstas previo pago de los impuestos y gravámenes correspondientes. Los principales impuestos y gravámenes que podemos identificar son:

  • Impuesto al valor agregado. El IVA se calcula sobre el valor aduanero de las mercancías.
  • Arancel aduanero: Es el impuesto de aduana cargado a las mercancías importadas. Se puede rebajar cuando exista algún tratado de libre comercio entre el país exportador y el país importador. En este caso Chile y Perú cuentan con TLCs vigentes con China.
  • Arancel especifico. Lo pagan mercancías que tienen un tratamiento especial, como ejemplo las bebidas alcohólicas, tabacos, oro, piedras preciosas, pirotecnia, armas de fuego, etc.
  • Impuestos especiales, se aplican a algunas mercancías como medidas proteccionistas de los mercados locales. Se aplican para desincentivar la importación de algunos productos que pueden dañar la industria local.

Efectuado el cálculo de los impuestos y gravámenes que debemos pagar por la internación de nuestros productos chinos, se procede al pago de estos y a la posterior la liberación de la mercancía por parte de la aduana. Con la carga ya liberada y autorizada a ingresar al país se debe proceder al retiro de estas desde los recintos portuarios o aeroportuarios según corresponda. Ahora no queda más que retirar la carga y hacer el ingreso de las mercancías a nuestra bodega para que este disponible para la venta.

Espero esta le haya servido para aprender como importar o bien para aclarar sus dudas si ya contaba con algo de conocimiento al respecto. Gracias.

FIN